Arendt y Manin. Filosofía Política y Ciencias Políticas

La lectura, hace unos meses, del libro de Bernard Manin sobre la representación política me ha dado que pensar muchas veces. Junto ello me encantó la lectura del libro La condición humana, de Hannah Arendt.

El libro de Arendt es muy interesante, con una profundidad estremecedora y una claridad expositiva que debiera ser ejemplar. Pero a pesar de ello creo que tienen un problema con la realidad histórica.

Arendt reflexiona sobre la política a partir de una concepción dialógica del debate agónico que no se dio en la realidad. Y ése es uno de las grandes deficiencias del pensamiento filosófico, específicamente del político, pues muchas veces el “princeps analogatum” se sitúa en un ideal, en una utopía, como era la “pólis” ya en los tiempos de Aristóteles.

La Filosofía contemporánea, o al menos una parte considerable de ella, vive bajo unos supuestos helénicos poco claros como son la sobreinterpretación de los presocráticos o la irrealidad histórica en torno a las asambleas democráticas atenienses.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s