Decreto-Ley como Proyecto de Ley

congreso
No comprendo la que se ha montado por el hecho de que un Decreto-Ley se tramite como proyecto de Ley tras su convalidación en el Congreso. La Constitución en su artículo 86 y el artículo 151 del Reglamento del Congreso así lo prevén.

Como bien ha dicho la Vicepresidenta Fernández de la Vega este procedimiento es normal, y se ha empleado incluso cuando los gobiernos estaban apoyados por una mayoría absoluta.

Este mecanismo tiene dos finalidades. La primera es la posibilidad de añadir enmiendas y, por tanto, no dejar el texto legal como lo ha aprobado el gobierno en uso de una potestad legislativa y no ejecutiva. Facilita políticamente el apoyo a estos textos.

La segunda finalidad obedece a una cuestión más técnica. El primer apartado del artículo 86 prevé el empleo del Decreto-Ley “en caso de extraordinaria y urgente necesidad”. Un presupuesto tan restrictivo que si se aplicase el Decreto-Ley tendría poca cabida en nuestro ordenamiento jurídico.

El Tribunal Constitucional ha ido rebajando este presupuesto, marcando algunos criterios interpretativos, junto a las limitaciones ya establecidas en el texto constitucional. El TC ha entendido, como señala García de Enterría, que una interpretación demasiado restrictiva haría casi inaplicable el Decreto-Ley.

Pero es evidente que siempre queda la posibilidad de declaración de inconstitucionalidad por abuso de este procedimiento para dictar normas legislativas, por lo que los sucesivos gobiernos optaron por tramitar como proyecto de Ley lo que ellos habían aprobado como Decreto-Ley para así salvar la materialidad de la norma en el caso de una declaración de inconstitucionalidad.

8 comentarios en “Decreto-Ley como Proyecto de Ley

  1. ¿La que se ha montado?
    Pues muy sencillo. Que evidencia que este gobierno carece en este momento de apoyos parlamentarios para sacar adelante sus propuestas.
    Por eso, ha tenido que improvisar sobre la marcha, y lo que había presentado como decreto-ley, a la vista de que iba a ser rechazado, lo ha reemplazado por un proyecto de ley, con la esperanza de contar con algún apoyo.

    O a lo mejor es que se me ha escapado algo, disculpa.

  2. Lole, me siento “fracasado en lo explicativo”. Recapitulo: el Decreto-Ley no ha sido reemplazado, sino que todo lo contrario, ha sido convalidado por el Congreso.

    La tramitación como Proyecto de Ley es sumamente normal por lo que indiqué anteriormente y de hecho ha sido realizada hasta cuando los gobiernos han sido sostenidos por una mayoría absoluta.

  3. Sí, vale que es muy normal y que ha ocurrido en muchas ocasiones.

    Pero en este caso, ¿por qué? Porque la votación iba a perderse, así que en el último momento, el gobierno ha cambiado de táctica para conseguir el apoyo de CIU y evitar el descrédito que supone que una iniciativa legislativa del gobierno sea tumbada.

    Como ZP no saque un conejo de la chistera (léase, acuerdo con CIU o algo así), tenemos elecciones generales antes de que acabe el año.

  4. No comprendo lo del cambio de táctica. Lo que se ha hecho noticia es el comentario de un periodista en CNN+ durante la votación.

    Sobre las alianzas, al gobierno le quedan muchos cálculos que hacer y manejar los tiempos.

    Otra precisión: un Decreto-Ley no es una iniciativa legislativa.

  5. Y también fue noticia la perplejidad de Bono ante el giro de los acontecimientos en la cámara. La interpretación de los hechos por parte de la vicepresidenta es obvia: restar importancia para negar la mayor, que el gobierno se está quedando aislado.

    ¿Un Decreto-Ley no es una iniciativa legislativa? Ahora soy yo el perplejo. Ilústrenos, por favor.

  6. Vale, sí. Tiene razón, sr. Geógrafo. Rectifico. No sé por qué se me había metido en la cabeza la idea de que los decretos-ley requieren aprobación por el Congreso para entrar en vigor.
    Lo que no es así. Entran en vigor sin requerir votación favorable, y a posteriori son derogados por el congreso o convalidados como proyectos de ley, y por tanto, susceptibles de enmiendas. Mis disculpas.

    No obstante, sigo sin entender por qué dice usted que no es una iniciativa legislativa.

  7. Una iniciativa legislativa es un proponer una nueva ley. Si la propone el gobierno recibe la denominación de “proyecto de Ley”, si lo hace un grupo parlamentario se le llama “proposición de Ley” y si se realiza por medio de firmas de los ciudadanos es “iniciativa legislativo popular”. Un Decreto-Ley no es un iniciativa legislativa porque ya es una norma en vigor cuando es sometido a convalidación en el Congreso.

  8. Gracias por la aclaración, aunque todo eso ya lo sabía.

    Pero creo que estamos jugando con las palabras.

    El Decreto-Ley se inicia de alguna forma, luego la acción de aprobarla (por parte del Consejo de Ministros) es una iniciativa.
    Tiene valor de ley, luego es una acción legislativa.

    Pero en fin, tanto da. Demasiadas sutilezas verbales, creo yo.

    Saludos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s