Freedom for Greenland?

groenlandia
La prensa catalana suele estar muy atenta a cuestiones relativas a las regiones del mundo. “La Vanguardia” publica hoy una noticia relativa al referendum que, si los trámites parlamentarios lo confirman, establecerá la nueva configuración de la autonomía de Groenlandia, que territorio danés.

La noticia del diario barcelonés indica que el “nuevo estatuto” incluye la posibilidad de que los groenlandeses puedan autodeterminarse y constituir un estado independiente de Dinamarca. La clave de estos afanes nacionalistas se encuentra naturalmente en la existencia de grandes reservas de recursos naturales en este territorio. Una independencia, que era inviable, se convierte en una posibilidad no sólo sostenible, sino atractiva económicamente para estos “hombres y mujeres de las nieves”.

Nacería otro país cuya existencia se basa en el mero hecho de ser en y los contratos multimillonarios con empresas petroleras sin los límites de la rígida legislación medioambiental de un país escandinavo.

Yo que soy malo me hago las siguientes preguntas: ¿por qué Dinamarca ha mantenido a estos pocos más de cincuenta mil habitantes a fondo perdido con su presupuesto y siendo un lastre? ¿por qué ellos tenían derecho a ser parásitos daneses y ahora que pueden contribuir a la riqueza nacional la quieren para ellos? ¿por qué Dinamarca tiene que negociar una cuota de participación en esos recursos cuando ha pagado todo sin esperar recibir nada?

10 comentarios en “Freedom for Greenland?

  1. Bonito ejercicio de demagogia.

    ¿Y en el caso catalán, en el que nunca nos han mantenido, sino más bien lo contrario, qué excusa crees adecuada para negar la posibilidad de autodeterminarse? ¿debería poder no sólo independizarse, sino exigir compensaciones también?

    ¿Y las ex-colonias que tanto aportaron a las metrópolis? ¿deberían tener derecho a compensaciones millonarias por los años de explotación? ¿deberían tener derecho a obligar a la antigua metrópolis a acogerlos de nuevo en su seno y mantenerlas a base de subsidios por los viejos tiempos, cuando las cosas iban al revés?

    Porque lo que a mí me maravilla de este tipo de artículos es que los argumentos son como los camaleones, que cogen el color del ambiente en el que se desarrollan para llegar siempre a la misma conclusión: no, prohibido independizarse.

    Desde mi punto de vista, la cosa es sencilla. Los motivos por los que alguien quiere o deja de querer participar de un proyecto común son irrelevantes. Podemos juzgarlos como mejores o peores, más honestos o menos honestos, pero en todo caso no importan. Si hay un sentimiento de comunidad y quieren decidir por ellos mismos una u otra vía de organizarse políticamente, esa voluntad es lo único que importa, así de simple. Si una mujer se quiere divorciar de su marido porque cree que llevará una vida material mejor con otra persona, se la puede criticar, pero en ningún caso prohibir la separación. ¿o sólo le dejamos divorciarse si le pegan? Pues en este caso es lo mismo.

    Es cuestión de libertad y democracia. Que la gente decida.

  2. JJ: No tengo suficientes elementos de juicio para hablar sobre el referéndum de Groenlandia, así que eso lo dejaré para el amigo Geógrafo, que en absoluto suele prodigarse con la demagogia…; sí puedo pronunciarme con más criterio sobre el que tú llamas “caso catalán”. ¿Qué caso? ¿Acaso hay caso?

    Es decir: ¿Se ha planteado ya el referéndum? ¿Se ha cursado la solicitud oficial, en algún ámbito que pudiera ser susceptible de que se tramitara, por parte de quien pudiera estar interesado en el mismo? ¿Y quién puede haberla cursado? ¿O le atribuimos la voluntad de autodeterminarse, individualmente, a cada uno de los ciudadanos que vivan, hoy o mañana, en Cataluña? ¿O sólo a algunos ciudadanos concretos, que se consideran a sí mismos “independentistas”? ¿Pero sería sólo para el actual territorio de Cataluña o le sumamos el de otras comunidades autónomas españolas, caso de la Comunidad Valenciana y las Baleares? ¿Y un poquito de Aragón, por aquello de la historia? ¿Y la “Marca” francesa?

    Porque coincido contigo en dos de las cuestiones que planteas: en que cualquier territorio que quiera separarse de otro no tiene por qué justificar los motivos por los que quiere hacerlo y en que una mujer que quiera divorciarse tampoco tiene por qué explicar su decisión. Pero tu comparación no se sostiene porque iguala dos sujetos de derecho que no son equiparables, porque la mujer es un individuo que se representa a sí misma, mientras el territorio (cualquiera que sea), así en abstracto, ni tiene derechos, ni verdaderamente existe.

    Es decir, en el caso que tratamos, no existe Cataluña como sujeto, sino la decisión de los ciudadanos de Cataluña, libremente expresada y del modo en que se determine (¿referéndum a ganar por mayoría simple, por mayoría absoluta, por mayoría absoluta reforzada?), que puede ser cambiante (¿si para obtener la independencia basta el 51%, una semana después puede celebrarse otro referéndum que revierta la decisión también con un 51%?).

    A su vez, existe la decisión de los ciudadanos de España (incluyendo a los de Cataluña por un lado, y a todos los ciudadanos menos los catalanes, por otro), que también tienen derecho a expresarse. ¿Por qué? Porque ellos tampoco tienen por qué justificar los motivos por los que quieren que Cataluña siga siendo una parte de España, lo que es ahora y que, por tanto, les afecta. Es decir, no tienen por qué hablar de cientos de años de historia de vinculación, o del proyecto común, o de la cultura, o la gastronomía. Simplemente, basta con que digan: no. Y no hablo de España, claro, que como tal tampoco es nada; hablo de los españoles, del conjunto de ciudadanos.

    Y es que, siguiendo con el ejemplo que citabas de la mujer que pretendía divorciarse, nadie podrá negarla nunca que se divorcie, de hoy para mañana, pero la justicia sí estará obligada a estudiar en profundidad quién se queda con el piso, el coche, las acciones, las fotos de la boda y los niños de la pareja, si los hay. Otra cosa es si ella renuncia a todo, coge su maleta, toma el primer avión y se marcha con su nuevo amor a vivir un romántico idilio… Es probable que el marido abandonado sufra en silencio, claro, aunque seguro que rehará su vida. Pero si lo que pretende la mujer es quedarse a vivir en la casa, con su nueva pareja, con todos los bienes y recuerdos que la familia había acumulado, y además quedarse a los niños y cobrar una pensión para su manutención, ten por seguro que el anterior marido planteará batalla, legal y del tipo que sea. Y la ganará, por supuesto, sobre todo porque en la casa viven también los abuelos paternos y dos hijos a los que no les gusta el nuevo novio y prefieren quedarse con papá… Y ellos son más para defender su decisión.

    Yo también estoy por que sea la gente la que libremente decida. Pero toda la gente que tenga algo que decir: no sólo la que le interese a quien crea que así puede ganar la votación. Nunca me han gustado las votaciones con censos manipulados.

    POSDATA: Lamento la extensión de la respuesta, pero creo que la ocasión lo requería.

  3. “A su vez, existe la decisión de los ciudadanos de España (incluyendo a los de Cataluña por un lado, y a todos los ciudadanos menos los catalanes, por otro), que también tienen derecho a expresarse. ¿Por qué? Porque ellos tampoco tienen por qué justificar los motivos por los que quieren que Cataluña siga siendo una parte de España, lo que es ahora y que, por tanto, les afecta. Es decir, no tienen por qué hablar de cientos de años de historia de vinculación, o del proyecto común, o de la cultura, o la gastronomía. Simplemente, basta con que digan: no. Y no hablo de España, claro, que como tal tampoco es nada; hablo de los españoles, del conjunto de ciudadanos.”

    Por esa regla de tres, y siguiendo la comparativa empezada, una señora que quiere divorciarse, si el resto del pais dice “no, no me da la gana que se divorcie”, se tiene que joder, no? O coges los hijos, los abuelos, o los que cojas, si dicen que no, pues a joderse. Porque en ese parrafo no estás planteando que el resto del país decida con qué se quedan los catalanes, sino que puedan decidir si se pueden o no independizar.

  4. Tal cual, amigo Josei. Aquí el único ejemplo que sirve es el de Checoslovaquia: checos y eslovacos estaban hartos los unos de los otros, o simplemente tenían la voluntad firme de separarse, y votaron todos en referéndum y decidieron.

    Pero si sólo lo quiere una parte, que esa parte se la juegue y declare la independencia, como se ha hecho toda la vida en todas partes. Y que se atenga a la respuesta, del tipo que sea: política, económica, social, militar… Si dicha parte cree que eso le conviene y tira para adelante, no tengo nada en contra, porque en realidad será la prueba de que su causa merece la pena, al menos para quien la defiende.

    Pero pretender que la otra parte, mayoritaria, se quede mirando mientras la minoritaria se escapa por las buenas, sobre todo cuando en el territorio separatista quedaría gente contraria a dicha separación (y que por serlo podría ser hostigada; ni siquiera digo que fuera seguro el hostigamiento, pero la posibilidad existe, lo cual obligaría a evitarlo de antemano), ni siquiera sé cómo cabe en cabeza humana que alguien lo sostenga. Te lo aseguro: hay veces que, con este tipo de temas, no sé si lo de algunos es sólo retórica o ganas de polemizar por polemizar.

  5. Que hasta los esquimales de Groenlandia tengan ya reconocido su derecho de autodeterminación, que es un derecho a decidir como pueblo o país mediante plebiscito vinculante, y que los catalanes como pueblo o país no tengamos esa capacidad y que encima tengamos que leer comentarios, de algunos, espero que pocos, donde se llega a decir que “Cataluña no existe como sujeto” (Franseco), demuestra dos cosas.

    1) Que Dinamarca no es España

    2) Que Cataluña no es Groenlandia

    Por otra parte, es interesante el debate que abre Franseco sobre quien debe ser el sujeto del derecho de autodeterminación en las comunidades autónomas que son, se sienten y se legislan como nacionalidades, nacionalidades históricas que las llaman. Es el tema de los Paises Catalanes (Països Catalans). Dejaré a banda, el caso de Andorra y me referiré a otros paises, teritorios, islas, comarcas. Por ejemplo, en el Ampurdán tienen un sentimiento de país muy fuerte, aunque el Ampurdán no sea más que una comarca, que dirían algunos. Otro caso es el Reino de Valencia, País Valenciano, Comunidad Valenciana, Valencia a secas, o Levante. En esa tierra gobierna la derecha española, la oposición mayoritaria es la izquierda española y la oposición minoritaria, también con representación en las Cortes Valencianas, corresponde a lo que el PP llama pancatalanistas. A pesar de ese panorama, resulta que el PP y el PSOE valencianos, hace un par de años aprobaron un Estatuto de Autonomía donde recogen que Reino de Valencia y País Valenciano son nombres históricos del territorio, que el nombre oficial vigente es Comunidad Valenciana y que esa tierra es una nacionalidad. Tiene gracia la cosa y no me digais que no. Al parecer Valencia y Groenlandia son dos nacionalidades. Pero parece que los esquimales tienen más libertades que los valencianos, por ejemplo, derecho de autodeterminación. Y es que las democracias europeas aún tienen mucho que enseñar a ciertos bárbaros en como se solucionan los conflictos identitarios, territoriales, étnicos,etc. Bárbaros como fresnedo que seguro que no ve ningún conflicto político entre los Países Catalanes y los estados francés y español porque simplemente los Países Catalanes no existen. Y una cosa que no existe no puede dar problemas ¿verdad? Asunto solucionado, el hambre y la desnutrición en el mundo no existen. Problema zanjado aunque los pobres continuen muriendose de hambre. Los Países Catalanes no existen. Lo mismo.

  6. MONTILLA: Los Países Catalanes existen, en la cabeza de quienes así lo crean: no formalmente. Pero no entraré en ello. Sólo en que para que tu comentario estuviera ajustado a lo que yo he dicho deberías haber añadido que además de escribir “Cataluña no existe como sujeto” también he escrito: “Y no hablo de España, claro, que como tal tampoco es nada; hablo de los españoles, del conjunto de ciudadanos”. Es decir, que ni Cataluña ni España son nada por sí mismas, porque sólo son un concepto: sí existen ciudadanos catalanes y ciudadanos españoles (entre los que, yo lo creo, también están los catalanes). Porque el concepto de patria no es mejor (ni peor) si hablamos de España o de Cataluña. Yo soy patriota, pero no patriotero.

    Además, no sé si tiene gracia que los valencianos consideren que su comunidad es una “nacionalidad”. Pero sé que lo han aprobado, y por ello es así, si el Tribunal Constitucional no pone impedimento. Cuando la mayoría de los ciudadanos que viven en lo que tú crees que son los Países Catalanes lo aprueben, y ello sea aceptado por el Tribunal Constitucional, entonces existirán. Hasta entonces, sería una idea; en ese instante, será una realidad.

  7. Y las Islas Feroe?

    En las Islas feroe, con selección de futbol y todo, tambien existe un sentimiento independentista, que no llega, todavía, a la mayoría. Cual es el truco? No hay petroleo. No sé si su renta per cápita es superior a la dinamarquesa )o danesa) Cual es la explicación.

    No entiendo que Groenlandia no pueda ser un pañis independiente de Dinamarca como Irlanda lo es de UK. No hay petroleo en Irlanda, no teien una renta superior. Cual es la explicación entonces? Al fin y al cabo, hablan otra lengua, y viven a miles de quilometros de la metrópoli

    Cual es la explicación de que Eslovaquia, la pobre se separe de Chequia, la rica?

    Leí tu post sobre los paises y su tamaño y me quedé flipado. Podríamos aplicar lo mismo a los municipios?

    Y hablando de Geografi subjetiva… t epropongo un mapa para reflexionar

    http://www.lemonde.fr/europe/infographie/2008/02/20/qui-ne-reconnait-pas-le-kosovo_1013803_3214.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s