Personas corrientes y currantes

A través de Lüzbel tuve conocimiento del artículo que Jeffrey Sachs publicó en “El País” el pasado día 4 de este mes. Es muy interesante y recomiendo su lectura. Mantiene, en síntesis, que el Conservadurismo que aupó a George W. Bush no es que sea defensor de lo religioso, sino que es profundamente anticientífico. El autor saca determinadas consecuencias de este punto de partida.

Mientras leía el artículo pensaba que además del anticientificismo que el autor denuncia, últimamente el Conservadurismo ha cogido una deriva populista realmente preocupante.

No sólo se rechaza la ciencia, sino que se rechaza cualquier cultura mediante la exaltación de la persona corriente, del currante. Pero claro, la persona corriente o el currante lo son siempre que sean como los conservadores piensan que deben ser. ¿Y cómo deben ser?

Básicamente son personas egoístas, solamente preocupadas de sí, que se hacen todo lo normal y masivo (que no hacen los propios conservadores), que no tienen especiales preocupaciones intelectuales y que no son capaces de distinguir dos cosas que tenga cierto parecido.

El problema viene en que hay veces que la propaganda logra modificar la realidad fáctica. Y muchos empiezan a pensar que son esas personas normales y currantes ideados por los conservadores y que piensan como los conservadores dicen que tienen que pensar.

La consecuencia de todo esto no es más que no sólo nace un anticientificismo, como el denunciado por Sachs, con sus adversas consecuencias, sino que la mínima forma de intelectualidad es atacada frente a la sabiduría de ese constructo propagandístico de los conservadores que es la persona corriente y el currante

Nuestra derecha, siempre ávida de importar de los conservadores norteamericanos todo lo que pueda, decidió dar un paso en este camino. Como reacción a la colaboración de varios expertos, algunos galardonados con el Premio Nobel, en la redacción del Programa Electoral del PSOE para las pasadas Elecciones Generales, dijeron que la gente de la calle eran los que hacían el programa de Rajoy.

¿No se cómo cuadra eso con lo que dijo Rajoy de que para ser Presidente del Gobierno había que pedir algo más que ser español y mayor de edad?

4 comentarios en “Personas corrientes y currantes

  1. ¿Cómo cuadra? Fácil: es que español es igual a “egoístas, solamente preocupadas de sí, que se hacen todo lo normal y masivo (que no hacen los propios conservadores), que no tienen especiales preocupaciones intelectuales y que no son capaces de distinguir dos cosas que tenga cierto parecido”.

    Pero parando en esa línea. La gente con batas blancas (o los que separan su mirada del ombligo de vez en cuando) ya no entran.

    Le faltó delimitar explícitamente el límite superior. Lo hemos conocido después.

    P.D.: Gracias por el enlace.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s