Ajuste de mercado ó ya está bien de abusos en los precios

“El País” trae una interesante noticia sobre el descenso de los negocios que se dan torno al turismo de sol y playa. Básicamente dice que la gente va, no tanta como antes, pero que los que van se guardan de gastar menos y buscar paquetes que incluyan bastantes servicios con la finalidad de no soltar un euro de más de los que ya soltaron en punto de partida.

Los dueños de chiringuitos, bares, discotecas y otros negocios se afanan en ofertar cosas que hace un año parecían metafísicamente imposibles. Naturalmente todo el mundo se queja de que su negocio, hace doce meses tan boyante, se halle ahora en un estado que no permite los beneficios de antaño.

Si soy sincero, lo cual intento serlo normalmente, diré que me parece estupendo que tengan que bajar sus precios y sus beneficios caigan, porque se han tirado unos años dando sablazos a todo el que pasaba por sus establecimientos, clientes que además debían de estar agradecidos de ser admitidos en ellos (caso de las discotecas).

Esto no es más que un reajuste del mercado. Una sencilla aplicación de la ley de la demanda y de la oferta. Lo que sucede es que cuando esta ley no te beneficia pegas gritos y berridos, pero cuando sí está a tu favor eres el mejor empresario del mundo.

Decía Marc Vidal hace unas semanas que si bajas los precios en tiempos de crisis […] lanzas al mercado una imagen de que el precio anterior no se ajustaba a la realidad, es decir, que estabas metiéndole una clavada de consideración a tus clientes. Esta bajada de precio reconoce que se estaba pagando unos márgenes excesivos que no se correspondían con el servicio recibido.

Conclusión: cuando se gana, se gana; cuando se pierde, se pierde; no se puede ganar en la ganancia y también ganar en la pérdida (salvo que seas un genio de la bolsa).

7 comentarios en “Ajuste de mercado ó ya está bien de abusos en los precios

  1. No sé si los precios de la hostelería española se ajusta a la realidad, pero llevo un mes a caballo entre Francia y España, y puedo asegurar que los precios españoles están un 20% por encima de los franceses y con peores servicios.

  2. ¿Pero a alguien le extraña que se quejen, en el país de las burbujas, la particularización de beneficios y la socialización de pérdidas?

    Prácticamente todos los sectores se han desbocado en España en los últimos años. Ahora comienza la purga: quien era consciente de que estaba pegando sablazos, pero estaba preparado para una época en la que la masa dispuesta a dejarse sablear se contraiga, sobrevivirá; quien pegaba los sablazos pensando, simplemente, que “es lo que hay”, es carne de cañón. Y, en España, la mayoría pertenece a ese segundo grupo.

  3. “cuando se gana, se gana; cuando se pierde, se pierde; no se puede ganar en la ganancia y también ganar en la pérdida (salvo que sean un genio de la bolsa).”

    Amén.

    Ya sólo falta que el Estado siga poniendo trabas para poder ganar cuando la situación no es de crisis.

  4. Sí. Los, hasta hace unos meses, teóricos de la “mano invisible”, andan ahora pidiéndole árnica a “Papá Estado”. Los constructores andaban también pidiendo no sé qué medidas. Son como niños.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s