El apolítico

El apolítico es una de esas especies de nuestra fauna social y política que es de derecha, pero no se sabe bien los motivos, se avergüenza de ello, y quiere presentarse como un ser neutral y que está más allá de los partidos. Cuando hoy que alguien dice que él es “apolítico” automáticamente mi cerebro traduce: “es de derecha y de la dura”.

Sin ánimo de ser exhaustivo voy a indicar y comentar algunas de las cosas que les oigo habitualmente a los “apolíticos”:

El Estado es como una empresa: el apolítico es normalmente víctima de las simplificaciones más groseras. Comparar al Estado con una empresa puede ser un ejemplo puntualmente válido para que el apolítico y los que comparten su mismo cociente intelectual entiendan algunas cosas, pero el Estado no es una empresa. El Estado se mueve con otros criterios y normalmente los empresarios que se meten a gestores estatales fracasan porque no se enteran de nada. Si el Estado fuera una empresa tendría que maximizar los beneficios, de forma que sólo invertirían en las zonas que le van a producir más ingresos y, en consecuencia, en las zonas menos habitadas y que menos ingresan ese Estado-Empresa no tendría que molestarse en poner colegios, tener servicios médicos, carreteras y todo tipo de servicio, porque no serán tributariamente rentables.

Yo apoyo a quien lo hace bien: esto que es un criterio impecable desde el punto de vista de la elección política se desmonta cuando se hacen sencillas preguntas: ¿Qué es hacerlo bien? ¿Lee habitualmente los datos macroeconómicos para ver si se está haciendo bien? ¿Sigue los indicadores sociales para constatar la marcha del nivel de vida? ¿Sigue las estadísticas del Consejo General del Poder Judicial sobre el funcionamiento de la Justicia? ¿Conocen qué es la Cuenta General de ejecución del Presupuesto? ¿Se leen completo y en profundidad el Informe PISA de cada año? ¿Qué fuentes de información de todas las tendencias manejan?

Deben gobernar personas preparadas: el concepto de persona preparada es líquido por no decir gaseoso, esto es, siempre los de derecha están muy preparados y los de izquierda muy poco. Da igual que Bernat Soria sea un investigador en Biomedicina de talla internacional, porque siempre estará por detrás en preparación que Celia Villalobos, por sólo poder un ejemplo. Además tienen un gusto por los licenciados en Derecho que es injustificable: tienen la idea de que un licenciado en Derecho sirve y sabe de todo, cuando en muchas ocasiones tendremos suerte si sabe de Derecho.

Fuerte con el débil, débil con el fuerte: el apolítico quiere “mano dura” con todo el que no se puede defender, pero es sumiso hasta la repulsión hacia quién es o considera más fuerte. La “mano dura” no es aplicable a sí mismo y a los suyos, por supuesto.

La mayoría o la gente normal: identifican la mayoría con la gente normal, y a la gente normal con los que piensan como ellos. Cuando los datos objetivos dicen que ellos se encuentran en minoría, rechazan los datos por medio de las estrategias más dispares, aunque su estrategia favorita es decir que los que no piensan y deciden como él son tontos, ignorantes o analfabetos. Dicho sea de paso: la formación cultural e intelectual del apolítico está en la línea baja de la media, en el mejor de los casos.

No se identifica con ningún partido, pero tiene claro a los que rechaza: al apolítico le cuesta mucho definirse afín al PP, aunque defienda cada una de sus posturas. Lo que sí, a pesar de ser apolítico, tiene una manifiesta animadversión a cualquier formación de izquierda.

7 comentarios en “El apolítico

  1. Lo has clavado, si señor. Lo mas duro es que estos ‘apoliticos’: “no, si a mi la politica no me gusta, todos son iguales” etc etc de conversacion de barra de bar, son obreros.
    Y si les hablas de inmigracion o de la unidad de España se erizan. Pero antes que nada estan con los que sean decentes. Eso si, los sociatas, todos corruptos.
    jejeje

  2. Desde luego que lo has clavado, pero te haré una mínima corrección.

    Entiendo que eso lo dices desde un entorno mayoritariamente de izquierdas, pero dándole la vuelta hace un efecto espejo perfecto. Si a alguien apolítico en un entorno de derechas le hablas de inmigración te hablara de la guerra y de “moral?”(aún no he conocido a nadie con suficiente de eso). A mi me han dicho (pienso votar al PP) que yo estaba a favor de ir a la guerra a matar a gente (de un balazo)( cosa que el ejercito español no hizo) y seguramente no se acordará de que muere mas gente de hambre (15 días de agonía) en un día que en toda una guerra (no hace nada opr el hambre pero se manifiesta por la guerra ¿doble moral?). En fin la verdad es que lo has calcado pero yo voto al PP y veo justo lo contrario.
    Una cosa a dejar clara es que no estoy de acuerdo que por votar al PP sea derechas y no creo que la gente pueda decir que es de Izquierdas por votar al PSOE.

    Es fácil creerse bueno (yo me lo creo).

    Que es mejor ser del Barça o del Madrid?, del PSOE o del PP? Dulce o saldo? Puta o virgen?.

    Una decisión mas en la que acierto igual que vosotros,

    Un saludo,

    Jaime.

  3. Jaime, sí está escrito desde un ámbito de izquierda. No estoy de acuerdo en algunas apreciones que haces y quiero comentártelas:

    1) Estar en contra de la Guerra de Irak es eso. La estrategia que se siguió en su momento de deslegitimar a los que estaban en contra de la Guerra de Irak con el asunto del hambre en el mundo fue vomitiva, porque a la vez el gobierno de Aznar reducía la ayuda al desarrollo.

    2) Siguiendo con la Guerra: fue el PP el que se distanció de sus propios votantes que también estaban en contra de la Guerra de Irak. Las encuestas eran abrumadoras entre los votantes del PP.

    3) No sé si votar al PP es ser de derecha, pero lo que sí que tengo claro es que votar al PP es votar a la derecha; se puede votar al PSOE y no ser de izquierda, pero se ha votado a la izquierda.

    4) Soy perfectamente consciente de que estos argumentos son reversibles y, después de leer comentarios en un foro sobre mi entrada, un día voy a escribir sobre el apolítico de izquierdas, al cual también le tengo manía. Te dejo una muestra de la mala baba que puedo tener con los de mi espectro y un anticipio de lo que puede venir:

    http://geografosubjetivo.wordpress.com/2006/11/22/urbanita-progre/

    5) La elección del voto se hace sobre el criterio de bondad. Si yo voto a una opción es porque creo que es mejor que otras.

    Eso sí, mi voto no me hace ni mejor ni peor moralmente (si se mueve entre opciones democráticas), aunque puede haber personas que sí me lo agradezcan.

    Para mí votar a una opción u otra no es como ser de un equipo de fútbol u otro, es algo con mayores consecuencias a todos los niveles de la vida social. Las pensiones, la educación o las infraestructuras no se verán afectadas porque yo sea del Betis o del Sevilla, pero mi voto sí puede tener consecuencias.

    6) Yo soy del Betis porque mi bisabuelo ya lo era. Pero no voto a la izquierda o a lo mejor milite en un partido de izquierda por mi ambiente familiar sea de esta tendencia o no lo sea. Aquí la elección personal es necesaria e ineludible. Ser del PP, del PSOE o de IU debería haber pasado por una reflexión.

  4. Tu descripción es muy acertada, desde mi punto de vista.

    Yo creo que los apolíticos, se definen así, porque creen que están por encima del bien y del mal, van de “progres” poque, según ellos, no están atados a ningún ideal, lo que les hace más libres de pensamiento y, por tanto, son más críticos y tienen un criterio mejor formado que los que nos definimos.

    Por otro lado y esto es lo que más me preocupa, es que éstos suelen animar a la abstención, ya que, parece ser, ninguno es bueno para gobernar.

    En fin, de todo tiene que haber en la viña del Señor :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s