Investidura 2016 (XXIII): Comisiones de investigación senatoriales

El artículo 59 del Reglamento del Senado establece que “El Senado, a propuesta del Gobierno o de veinticinco Senadores que no pertenezcan al mismo Grupo parlamentario, podrá establecer Comisiones de Investigación […]”.

Con un senador mandado estratégicamente al Grupo Mixto y la mayoría absoluta en el pleno el Partido Popular puede constituir las comisiones de investigación que guste si el Gobierno no es de su gusto. Cualquier tontería, cualquier desliz o rumor aireado por la prensa amiga puede convertirse en un rosario de comparecencias y de atención mediática.

Investidura 2016 (XXII) Dilaciones senatoriales

Hoy Rajoy se ha reunido con sus senadores. Algo poco habitual dada la escasa importancia de esta cámara. El Presidente del Partido Popular ha dicho, mintiendo o desconociendo, que pararían en el Senado todo lo que haga un gobierno no dirigido por ellos en el Congreso. Lo que sí está claro es que piensan utilizar el Senado como arma política.

Hemos analizado en una entrada anterior las relaciones entre el Congreso y el Senado de acuerdo con la normativa constitucional y parlamentaria. Si un nuevo gobierno articulara una mayoría suficiente para levantar los vetos senatoriales, únicamente la Cámara Alta tendría poder para frenar las reformas constitucionales

Pero el poder de un Senado con mayoría absoluta del principal partido de la oposición, puede ir más allá de las normas reguladores y extenderse al ritmo parlamentario. Supongamos que el hipotético gobierno consigue una mayoría absoluta para aprobar una ley orgánica a la que se opone frontalmente el PP. Aunque el Senado la rechace, el Congreso puede aprobarla recurriendo a la misma mayoría absoluta que la aprobó.

El PP en el Senado puede extender la tramitación de una ley, introduciendo miles de enmiendas y debatiéndolas todas, llevando hasta el extremo el plazo de dos meses (artículo 106 del Reglamento del Senado) y especialmente en los procedimientos que puedan alargarse hasta el siguiente periodo de sesiones, algo especialmente importante teniendo en cuenta que el final de los periodos de sesiones es el momento clave de la aprobación de las leyes.

Y más allá de las leyes está la capacidad del Senado para controlar la actividad del gobierno, de modo que podemos asistir a la reprobación de un ministro a la semana.

¿Por qué Clinton teniendo menos votos obtiene los mismos delegados que Sanders?

PrimariasNH
Se han celebrado las famosas primarias de New Hampshire y los votantes han decidido que Bernie Sanders gane su segundo estado con 151.584 votos (60.4%) frente a los 95.252 votos (38%) de Hillary Clinton.

Pero lo que se deciden en los caucuses y en las primarias son los delegados y ahí la cosa ha quedado empatada, porque Clinton consigue en New Hampshire quince delegados, la misma cantidad que Sanders pese a que el senador ha conseguido una ventaja de más de veinte puntos.

¿A qué se debe? Seis de los quince delegados de Clinton son los llamados “superdelegados”, esto es, miembros de la Convención Demócrata que lo son por los cargos que desempeña (o desempeñaron) y por tanto no son elegidos en las primarias.

El estado de New Hampshire tiene seis de estos superdelegados (la gobernadora, un senador demócrata, un representante demócrata y tres miembros del Comité Nacional Demócrata) y los seis se han comprometido con Hillary Clinton. Por ello estos seis más los nueve electos hacen que en este estado Clinton y Sanders realmente hayan empatado.

 

Investidura 2016 (XXI): Synaesthesia ideológica

La izquierda española está mal acostumbrada con los que podemos denominar “derecha hispánica”. La derecha hispánica, representada por el PP, es muy visible, normalmente ofensiva con el que no piensa como ella y tiene sus elementos folklóricos siempre bien presentes.

La derecha periférica tiene una presencia y unos modos, por lo general, desacostumbrados fuera de Euskadi y Catalunya o al menos eso nos parece desde el resto de España. Ello ha llevado a la conclusión de que la derecha nacionalista catalana o vasca no son tan de derecha como la que representa el Partido Popular y ello es una confusión lamentable. Unos buenos modos solamente hablan de la educación que alguien tenga y de la perspectiva cívica que adopte, pero no de su ideología.

El hecho de añadir el nacionalismo a su receta ideológica, es un elemento más de su derecha ideológica. Contra lo que muchos piensan, ser de izquierda debería ser incompatible con el nacionalismo, de modo que alguien de derecha es aún más de derechas si es nacionalista.

PNV, CDC o UDC se han integrado tradicionalmente en los grupos del Parlamento Europeo que se identifican con los partidos de derecha democrática (liberales o populares) sin más problemas.

Podemos tiene gravísimos problemas para entrar en un gobierno con Ciudadanos (también integrado con los liberales europeos), pero no para recabar el apoyo de nacionalistas vascos y catalanes. Y sin duda porque cuando se sale de la meseta el partido morado confunde la izquierda con la derecha, tiene synaesthesia ideológica.

Investidura 2016 (XX): Una vuelta de proyecciones de encuestas

En una serie de entradas sobre un proceso de investidura, a priori no tendría sentido hablar sobre las encuestas que los medios están publicando, aunque lo normal es que tampoco hubiera encuestas como si estuviéramos en medio de una campaña electoral.

Pero este proceso de investidura, además de apasionante, es extraordinario, de modo que tenemos encuestas y éstas condicionan el proceso, ya que dibujan los incentivos a la hora de negociar, pues los que esperan ganar con la repetición de las elecciones valoran si su estrategia es o no la correcta.

Se han publicado cuatro encuestas: CIS, Metroscopia, Invymark y Celeste Tel. Dos apuntan a la bajada del PSOE y dos a su ascenso; una apunta un castigo fuerte al PP y las otras una confortable estabilidad del voto; todas le dan un ascensos más o menos intenso a Ciudadanos, pero que vistas las encuestas pre-electorales habrá que tomar con precaución.

Hemos aplicado nuestro pequeño y humilde método para proyectar en escaños las encuestas y los resultados globales son los siguientes:

2016 02 Vuelta A
Los resultados de cada una de ellas, provincia por provincia, son estos:

CIS 2016 02 04
Metroscopia 2016 02 07
Invymark 2016 02 07
Celeste Tel 2016 02 08

Las primeras mesas en terminar el recuento

No falla. Cuando hay elecciones y comienzan a publicarse los primeros resultados, hay que alguien que dice que son los resultados de los pueblos pequeños, de la España rural.

Si uno tiene la curiosidad de buscar dónde se encuentran esas primeras mesas las encontrarán en todas las localidades, independientemente de su tamaño. Es falso que las primeras mesas en terminar el recuento sean las de las pequeñas localidades, las primeras son las mesas fáciles.

¿Qué hace fácil a una mesa a la hora del recuento?

En primer lugar el número de votantes. La Oficina del Censo electoral intenta que todas las meses tengan un número parecido de personas en su censo, pero la dispersión de población o un pico que no da para constituir una nueva mesa puede producir un censo tremendo. Si además van a votar, entonces tienes muchas papeletas más que contar que otras meses.

Luego es importante que no haya complicaciones en el recuento. ¿Dónde están las complicaciones más habituales?

La primera es que no cuadran las cuentas de la mesa con la de los interventores/apoderados de los partidos. Todos tienen que tener los mismos resultados de votantes, votos a cada una de las candidaturas, votos en blanco y votos nulos.

Y en los votos nulos está otra de las grandes complicaciones, porque son los ciudadanos que componen la mesa los que tienen que decidir si un voto es o no es mulo. Puede comenzar una discusión de esas tremendas. Los votos nulos hay que guardarlos para ser enviados a la Junta Electoral en caso de impugnación de la declaración de nulidad.

Y llega finalmente el gran momento de rellenar los impresos, al menos cuando se hacen a mano. Los presidentes y vocales con tablas van rellenando todo, menos los resultados, al mediodía para ganar tiempo por la noche. Si hay una confusión o un error hay volver a escribir.

Estos factores son objetivos: luego llega el mundo de lo subjetivo. Hay vocales y presidentes que no tienen idea y tienen que consultarlo todo en los manuales; hay otros que pueden no se fían de nadie aunque tampoco tienen criterio; a otros simplemente les cuesta mucho. Luego vienen los interventores y apoderados de los partidos cuyas características personales pueden ayudar o no al tiempo empleado. Y finalmente el cansancio de todos.

Presidentes provinciales del Partido Popular

Sin escarbar mucho he encontrado imputaciones a los presidentes o ex presidentes provinciales del PP en Lugo, Ourense, Zamora, León, Alicante, Valencia, Castellón o Almería.

Es llamativo que tantas personas con el mismo cargo acumulen acusaciones de corrupción y que prácticamente solamente se les haya removido cuando el problema es insoslayable o incluso cuando después de tener las esposas en las muñecas. Da qué pensar.

Decía Schmitt que el verdadero detentador del poder se puede conocer en las situaciones extraordinarias. La única situación extraordinaria en la vida interna del Partido Popular de los últimos veinte años fue aquel Congreso Nacional en Valencia, después de la derrota de 2008, cuando hubo un fuerte movimiento contra a Mariano Rajoy, pero incapaz de articular un candidato con posibilidades en el Congreso, se conformó con plantarle 409 votos en blanco, algo rarísimo cuando solamente hay un candidato.

Para evitar que pudiera haber candidato alternativo, había que conseguir los avales de los compromisarios al Congreso Nacional del PP que impidieran la viabilidad de otra candidatura. Los que buscaron esos compromisarios, presentaron sus candidaturas en los diferentes niveles y consiguieron sus avales para cerrar el paso a un candidato alternativo fueron los presidentes provinciales del PP. Ellos son los que conocen cada unidad territorial, los que “nombran” a los presidentes y alcaldes y por tanto los que tienen el poder para decidir, en caso de necesidad, a quién apoya la provincia.

Los presidentes provinciales del PP, que cerraron filas detrás de Mariano Rajoy, se transformaron en inamovibles siempre que permanecieran en el ámbito provincial. Nada ni nadie podía moverles, porque una rebelión de presidentes provinciales podía provocar una crisis mayor en los populares que cualquier escándalo de corrupción.